Naranjas sanguinas: vitamina C con el poder del rojo

Los cítricos son un alimento imprescindible durante los meses del invierno, ya que nos recargan de Vitamina C y nos ayudan a combatir resfriados y otras afecciones, tal y como te explicamos en este post. Entre la familia cítrica, destacan por sus peculiaridades las naranjas de sangre o sanguinas. Su corta estacionalidad las hace especialmente preciadas ahora, cuando están de plena temporada. Y su peculiar color y sabor las hace un producto atractivo y exclusivo, que te invitamos a descubrir en tu Sanchez Romero.

¿De dónde provienen?

En nuestras tiendas Sanchez Romero, te ofrecemos la variedad Naranja Sanguinelli. Son fruto del naranjo Sanguinello, perteneciente a la familia de las Rutáceas. Esta naranja sanguina fue descubierta en 1929 en un huerto de Almenara (Castellón) y surgió de una mutación espontánea de otra variedad sanguina llamada la doble fina.

Los ejemplares de mayor calidad se encuentran desde mediados de enero a mediados de marzo. Estos tres meses son su mejor temporada, justamente ahora.

¡Ahora es temporada!

Los ejemplares de mayor calidad se encuentran desde mediados de enero a mediados de marzo. Estos tres meses son su mejor temporada, justamente ahora.

¿Cuáles son sus propiedades?

El característico color rojizo de las naranjas sanguinas les confiere propiedades muy beneficiosas para la salud. Su color rojo se debe a unos pigmentos llamados antocianinas, presentes en flores y frutas como los arándanos, pero nada habitual en los cítricos.

Estos pigmentos poseen un gran poder antioxidante, que unido a las cualidades de la naranja común, hacen de las sanguinas un alimento más que recomendable para cuidarnos en invierno porque:

  • Los antioxidantes previenen muchas enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Disminuyen el riesgo de cardiopatías y algunos tipos de cáncer.
  • Bajan el nivel de colesterol LDL o colesterol “malo”.
  • Nos dan un gran aporte de vitamina C, fibra, calcio y vitamina A.
  • Estimulan la producción de colágeno que es crucial para el desarrollo y mantenimiento de los huesos, dientes, cartílagos y piel.
  • Son una fuente valiosa de ácido fólico (Vitamina B9), que protege de muchas enfermedades graves, además de poseer una notable importancia para la concepción y la formación del feto en el caso de las mujeres embarazadas.

¡Disfrútalas!

Las naranjas Sanguinelli son algo más ácidas que el resto de naranjas. Su sabor es especialmente intenso, por lo que os recomendamos que las uséis para preparar zumos naturales, granizados, sorbetes. ¡Un zumo recién exprimido de naranja sanguina a primera hora de la mañana es un regalo para tu organismo y para tu paladar!

También son adecuadas como guarnición de ensaladas o acompañamiento en algunos platos principales.

Y, por su belleza especial, también os aconsejamos que la uséis para la elaboración de exquisitos postres, como este que os proponemos en la siguiente receta:

Crema de naranjas sanguinas con vainilla
Ficha técnica:
  • Dificultad: fácil
  • Tiempo de preparación: 10 minutos + tiempos de reposo
  • Raciones: para 2 – 4 personas
Ingredientes:
  • 2 naranjas sanguinas
  • 1-2 cucharadas de azúcar vainillado
  • 200 ml de leche de soja/almendras/arroz/avena
  • 1 cucharada de almidón de maíz (Maicena) o de tapioca
  • un par de trocitos de chocolate para decorar (opcional)

Elaboración:

  • Exprime las naranjas y prueba un poco del zumo. Si está muy ácido tendrás que añadir a la crema 2 cucharadas de azúcar vainillado. Cuela el zumo con un colador fino y resérvalo.
  • Pon a hervir la mitad de la leche vegetal con el azúcar en un cazo pequeño a fuego medio.
  • Mezcla la otra mitad de la leche con el almidón de maíz o de tapioca y remuévelo bien.
  • Cuando empiece a hervir la leche vegetal con el azúcar, retírala del fuego. Remueve la mezcla de leche de soja con almidón y añádela al cazo. Mézclalo muy bien y vuelve a ponerlo al fuego, a fuego lento.
  • Remueve lenta y suavemente mientras se calienta y espesa.
  • Cuando empiece a espesar (con la consistencia de unas natillas) añade las 3/4 partes del zumo de naranja sanguina (guarda el resto en la nevera) y sigue removiendo 2 minutos hasta que espese un poco más.
  • Retíralo del fuego y viértelo en vasitos de postre. Déjalo en la nevera al menos 20 minutos.
  • Después, vierte por encima el resto del zumo que habíamos guardado, carameliza y sírvelo con trocitos de chocolate o de naranjas. ¿A qué es apetecible?

¡Aprovecha ahora que es temporada de naranjas sanguinas y disfruta de esta fruta única y maravillosa!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *