Wagyu australiano: la excelencia de la carne

En los últimos años, la pasión por la denominada ‘Carne de Kobe’ ha revolucionado el sector cárnico europeo. A pesar de todo lo que se ha hablado sobre las características de este tipo de carne, son muchas las leyendas urbanas y creencias erróneas que circulan sobre ella. Te damos las claves para que resuelvas todas tus dudas.

Diferencias entre Wagyu y Kobe

Wagyu hace referencia a las reses de vacuno de origen japonés, cuya carne está considerada de las mejores del mundo por su textura y sabor excepcional. Dentro de la raza Wagyu existen unas 50 subespecies, destacando la negra, la marrón, la moteada y la de cuernos cortos.

Por otro lado, la carne de Kobe es una certificación oficial, algo así como nuestra Denominación de Origen, que reciben solo algunos Wagyu que cumplen unos estrictos criterios de calidad. Para recibir esta denominación, las reses deben ser criadas y sacrificadas en la región de Hyogo, cuya capital es Kobe. Estas reses pertenecen a la subespecie de vacas japonesas negras y su carne debe contar con un índice de marmoleado por encima del nivel 6.

El ‘índice de marmoleado’ hace referencia al nivel de infiltración de grasa en el animal, una escala que va del 0 al 9, siendo 9 el de mayor calidad.

En definitiva, toda la carne de Kobe es Wagyu pero no todo el Wagyu es carne de Kobe.

La carne de Wagyu fuera de Japón

Existen explotaciones de ganado en todo el mundo que crían animales Wagyu. O bien son reses de pura sangre o bien se han mezclado con razas autóctonas. La carne de estas reses es muy apreciada por los expertos, ya que presenta las cualidades propias de las reses Wagyu y las aportaciones positivas de una excelente alimentación y un entorno adaptado al lugar donde se encuentran. Esta combinación da como resultado un producto que no tiene nada que envidiar al que podríamos encontrar en los mercados japoneses. Como es el caso de la carne Wagyu australiana de gran calidad que encuentras en tu Sanchez Romero.

El mejor Wagyu en Sanchez Romero

En la sección de carnicería de tu Sanchez Romero encontrarás una excelente selección de piezas de Wagyu con una calidad de marmoleado de entre un 6 y un 8 (en una escala de 0 a 9 donde el máximo de calidad es 9). Para conseguir este nivel de infiltración, las reses han sido criadas en zonas especialmente seleccionadas para un desarrollo óptimo y con una alimentación adecuada, para lograr este particular nivel de marmoleado.

Un capricho sabroso

La mejor genética Wagyu se desarrolla en un excelente entorno para dar como resultado una carne sabrosa, tierna y de textura suave. Las reses cuentan con amplios espacios para moverse y pastar libremente. El clima y la alimentación afecta de forma muy positiva a la calidad y el sabor de la carne.

Este tipo de carne es muy apreciada, no solo por su inconfundible sabor, sino también por sus cualidades nutricionales. La grasa de su marmoleado, lejos de ser poco saludable, hace más especial aún a esta carne, ya que es rica en omega 3 y 6, por lo que reduce los niveles de colesterol malo y aumenta el bueno.

Un consumo moderado de carne roja, unos 200 gramos a la semana, aporta grandes beneficios para nuestra salud. Se trata de una carne rica en proteínas y agua. Además, contiene altos niveles de sarcosina, que ayuda a mantener nuestros músculos fuertes y sanos.

Se recomienda cocinar poco, preferiblemente a la plancha, para disfrutar de todo su sabor, textura untuosa y tierna. Recuerda que nuestros expertos carniceros podrán asesorarte y preparar para ti los mejores cortes. No dudes en consultarles sobre la mejor forma de cocinar esta deliciosa carne, que se deshace en la boca.

¡Ya no tienes excusa para no disfrutarla en casa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *