Especial Navidad: Besugo salvaje a la plancha con zamburiñas y verduras

Entre los pescados azules, el besugo salvaje es uno de los más magros. Su valor calórico es moderado, lo que lo convierte en un alimento adecuado para personas que tienen sobrepeso u obesidad.

Se considera una buena fuente de grasas saludables y de proteínas de alto valor biológico, además de contener otros nutrientes, como vitaminas y minerales. Destaca la presencia de las vitaminas del grupo B, potasio, fósforo, hierro y magnesio. El consumo de pescado azul, y en concreto en su versión salvaje, puede prevenir enfermedades cardiovasculares, obesidad o mejorar síntomas de otras enfermedades, como la diabetes tipo 2.

Gracias a la gran variedad de formas de cocinado y acompañamientos que acepta, las recetas que se pueden realizar con este exquisito pescado son innumerables, para dietas sanas, equilibradas y, en general, para una alimentación saludable.

En Sánchez Romero os proponemos prepararlo de una manera sencilla,  que nos permite disfrutar al máximo del sabor y las propiedades de este exquisito pescado. Lo acompañamos de unas magníficas zamburiñas, para que sea una receta perfecta para estas Navidades.

Ficha técnica

-Raciones: 4

-Tiempo de elaboración: 30 min.

-Dificultad: Fácil

-Calorías/ración: 320kcal /ración

-Alérgenos: Contiene sulfitos (vinagre), pescado, moluscos.

Ingredientes:
  • 4 lomos enteros sin espinas de besugo salvaje.
  • 8 zamburiñas frescas
  • 1 calabacín grande o 2 pequeños
  • 4 champiñones enteros
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • 12 zanahorias baby
  • 8 tomates cherry
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil fresco
Ingredientes para la vinagreta
  • 2 cucharadas de vinagre de sidra
  • 4 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Zumo de ½ limón
  • Sal y pimienta

Elaboración:
  1. Antes de nada, elaboraremos el aceite con el que vamos a cocinar el besugo salvaje. Batimos en un vaso aceite sal, pimienta y el perejil fresco, y reservamos.
  2. También mezclaremos en otro recipiente los ingredientes para la vinagreta, que usaremos para aliñar las verduras. Reservamos hasta el final.
  3. Añadimos sal a los lomos de besugo salvaje y dejamos reposar en la nevera, mientras preparamos las verduras.
  4. Lavamos las verduras y, con una gotita de aceite, cocinamos a la plancha. Cortamos el calabacín en juliana y lo salteamos a la plancha, con 2-3 minutos será más que suficiente para que quede tierno. Añadimos sal y reservamos. Para preparar los espárragos, cortamos un trozo del tallo, y los escaldamos en agua hirviendo previamente, unos 3-5 minutos. Y luego los pasamos por la plancha para marcar. Añadimos sal y reservamos. También escaldamos las zanahorias en agua hirviendo previamente, unos 5 minutos y después las salteamos en la plancha. Añadimos sal y reservamos. Por último, usaremos el champiñón entero para saltearlo a la plancha, hasta que quede con tono dorado. Añadimos sal y reservamos.
  5. Retiramos el besugo salvaje de la nevera, añadimos 1 cucharada de aceite de perejil a la plancha e incorporamos el pescado por la parte de la piel hacia abajo, 2 o 3 minutos, y le damos la vuelta con cuidado para que se cocine otros 2 minutos.
  6. Marcamos en la plancha las zamburiñas sin la concha, 1 minuto será suficiente por cada lado.
  7. Y ahora emplatamos: Añadimos un poco de calabacín en el fondo, por encima el resto de verduras cocinadas y también los tomatitos cherry cortados a la mitad, que aliñaremos con un par de cucharadas de la mezcla de la vinagreta. Colocamos la ración de besugo salvaje encima de la verdura, acompañado de un par de zamburiñas, y tendremos nuestro plato listo.
A tener en cuenta:
  • Besugo salvaje: Puedes pedir a tu pescadero de Sanchez Romero que te prepare los lomos para elaborar la receta mucho más rápido.
  • Cocinado: No debemos pasarnos con el cocinado del pescado, ya que de este modo mantendremos todo el sabor y los nutrientes que nos aporta.
  • Idea: Puedes usar el aceite de perejil para decorar el plato final, o incluso para degustar con un buen pan como aperitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *